Djokovic, imparable con su pase a cuartos en Astaná

El Serbio, con seis victorias consecutivas, se enfrentará a Khachanov.

Por: Alberto Ugalde

Novak Djokovic, llega al final de la temporada en un estado infalible. El serbio barrió este jueves en el Astana Open a Botic van de Zandschulp (6-3 y 6-1 en 71 minutos), un rival al que nunca se había enfrentado y que se desesperó ante la consistencia y el control absoluto que ejerció sobre el partido el ganador de 21 Grand Slams. Djokovic, sólo falló antes en Montecarlo, donde Alejandro Davidovich le apeó en la segunda ronda.

Djokovic parece estar en disposición de ganar todo lo que le pongan por delante, toda vez que las molestias en la muñeca derecha que acusó en la Laver Cup parecen olvidadas. Ante Van de Zandschulp se le atendió por un corte en la mano con la que empuña la raqueta, pero de igual manera hizo lo que quiso.

El saque, con buenos porcentajes y ni una sola doble falta. “El servicio me ha funcionado bien para sacarme de problemas, en el primer set, particularmente. Ahí tuve suerte, cuando él tuvo un punto de break y el passing se le escapó. 

 "En el segundo set, empecé a leer mejor sus saques y me moví mejor. Estoy muy contento de cómo he jugado, sobre todo en esa segunda manga”, dijo el balcánico.

Este viernes se enfrentará al Ruso Khachanov que superó en octavos al Croata Marin Cilic (2-6, 6-3 y 6-3). “Mi temporada es diferente a la de los demás, estuve más de tres meses sin jugar un torneo oficial hasta Tel Aviv. Así que estoy preparado físicamente y motivado para hacerlo bien”, explicó Djokovic.