abril 19, 2024

Willer Ditta Clama Injusticia en Medio de una Dura Suspensión, Polémicas y “Racismo”

Willer Ditta Clama Injusticia en Medio de una Dura Suspensión, Polémicas y “Racismo”

En una confrontación que ha dejado a la afición del Cruz Azul consternada, Willer Ditta, defensor del equipo, ha sido suspendido por tres partidos luego del incidente durante el enfrentamiento contra Tigres, donde no solo se vio envuelto en un conato de pelea, sino que también insultó al árbitro, Marco Antonio Ortiz, recibiendo así una dura sanción.

El altercado tuvo lugar en la Jornada 7, cuando en los minutos finales del partido, Ditta profirió palabras ofensivas hacia el ‘Gato’ Ortiz, lo que le valió la tarjeta roja de inmediato. El árbitro, al finalizar el encuentro, reportó la ofensa en la cédula arbitral, desencadenando la intervención de la Comisión Disciplinaria de la Liga MX.

La sanción impuesta al jugador colombiano incluye dos partidos por «insultar soezmente a los oficiales del partido» y uno adicional por «recibir una amonestación en el mismo encuentro». La repercusión inmediata es la ausencia de Ditta en el Clásico Joven contra América y en los duelos frente a León y Guadalajara.

El comunicado oficial de la Comisión Disciplinaria desató una serie de reacciones en redes sociales, donde se manifestaron tanto el respaldo como el descontento hacia la decisión. Según algunas fuentes, el Cruz Azul no apelará la sanción, argumentando que consideran que sería «dinero perdido» y dudan de que la Comisión de Apelaciones revierta la medida.

Willer Ditta, por su parte, emitió disculpas a través de su cuenta de Instagram, asumiendo la responsabilidad de sus acciones y decisiones. En su mensaje, expresó su frustración ante situaciones «totalmente erróneas» y señaló la existencia de errores intencionados e injustos en el ámbito futbolístico.

Sin embargo, el caso ha tomado un giro adicional, ya que una parte de la afición del Cruz Azul sostiene que detrás de la expulsión y la sanción a Ditta hay un trasfondo de racismo por parte del árbitro, Marco Antonio Ortiz. Los seguidores argumentan que no había motivos suficientes para la expulsión y cuestionan la contundencia de la sanción.

Este sentimiento de injusticia ha llevado a una campaña en redes sociales donde los aficionados exigen una revisión imparcial del caso y cuestionan la integridad de la Comisión Disciplinaria y la Liga MX. Incluso, algunos seguidores han solicitado formalmente al Cruz Azul que presente una denuncia ante Conapred, organismo gubernamental encargado de abordar temas discriminatorios.

La polémica en torno a Willer Ditta y su sanción se ha convertido en un debate más amplio sobre la transparencia y equidad en las decisiones arbitrales, poniendo de manifiesto la necesidad de revisar los procesos disciplinarios y asegurar que no exista espacio para la discriminación en el fútbol mexicano.