• Home
  • Deportes

abril 20, 2024

Vingegaard arrasa en la contrarreloj y lidera el Tour por casi 2 minutos

Jonas Vingegaard gana la 16ta etapa del Tour de Franci

COMBLOUX, Francia (AP) — El recital de Jonas Vingegaard en la contrarreloj dejó al ciclista danés bien perfilado para revalidar su título en el Tour de Francia.

Una sensacional cronometrada permitió el martes a Vingegaard abrir una distancia de casi dos minutos sobre Tadej Pogacar, su perseguidor inmediato, cuando apenas quedan cinco etapas por disputar, incluyendo la procesión del domingo a París.

«Todavía no he ganado el Tour de Francia. Quedan días bastante duros y no creo que la carrera se haya acabado», advirtió Vingegaard. “Me queda mucha pelea para llegar de amarillo a París”.

“Me he sentido genial hoy”, añadió. “Ésta es la mejor contrarreloj de mi vida. Estoy muy orgulloso de lo que he hecho hoy y muy feliz de mi victoria”.

Vingegaard, corredor del equipo Jumbo-Visma, amaneció con una ventaja de escasos 10 segundo sobre Pogagar, dos veces campeón de la ronda gala. Los dos han protagonizado un trepidante duelo en las últimas dos semanas.

Sin embargo, en un mano a mano directo, Vingegaard derrochó pura clase.

Completó el tramo empinado de 22,4 kilómetros (14 millas) entre Passy y Combloux, sacándole una diferencia de 1 minuto y 38 segundos al esloveno Pogacar (UAE Team Emirates). El belga Wout van Aert (Jumbo-Visma) entró tercero en la 16ta etapa, 2:51 detrás de Vingegaard.

La contrarreloj asomaba como decisiva en la definición del Tour, pero muy pocos se imaginaron un triunfo tan abultado.

“Sinceramente, me he sorprendido a mí mismo con la contrarreloj que he hecho. No esperaba hacerlo tan bien”, resaltó Vingegaard. “Nuestra estrategia había consistido en dividir el recorrido en cuatro secciones. La idea era ir fuerte en la primera cota, recuperar en el descenso, regular en el llano, y a tope en la subida final, aunque siempre guardando algo para los últimos kilómetros”.

Vingegaard, de 26 años, se afianzó como líder general al abrir una brecha de 1:48 sobre Pogacar. El esloveno no tendrá otra que hacer algo monumental para quitarle el ‘maillot’ amarillo a su rival.

Tampoco fue que Pogacar desentonó el martes. Voló en el primer control de tiempo, 26 segundos por delante del resto. Sin embargo, Vingegaard — quien salió de la rampa de último — ya superaba por 16 segundos a Pogacar en ese momento, al cabo de apenas 7,1 kilómetros, e incrementó esa diferencia a 30 segundos tras 12 kilómetros.

Pogacar decidió cambiar de bicicleta y tomó una más ligera a los pies de la segunda subida, con 5,3 kilómetros por recorrer, y ello le ayudó en el ascenso. Pero no pudo ante el extraordinario nivel de Vingegaard, quien casi pudo ver a su rival al aproximarse a la meta.

“Estoy un poco sorprendido, porque sentía que estaba teniendo una actuación bastante sólida. Sin embargo, la diferencia en meta ha sido muy grande”, dijo Pogacar.

El británico Adam Yates (UAE Team Emirates) subió al tercer puesto, casi nueve minutos detrás de Vingegaard.

Los corredores volverán a la alta montaña el miércoles. La 17ma etapa será la más dura de esta edición del Tour, incluyendo cuatro ascensos. El último de los cuatro exigirá subir 28,4 kilómetros (17,6 millas) hasta llegar al Col de la Loze, el punto más alto de esta edición. La meta estará en el descenso, en la estación de esquí de Courchevel.

“Esto no se ha acabado todavía, porque la etapa de mañana va a ser muy dura. Vamos a tratar de establecer un plan y ejecutarlo, si bien es cierto que será difícil recuperar casi dos minutos”, sostuvo Pogacar.