julio 15, 2024

Triunfo agónico para Argentina en un duelo de alta intensidad con Chile

Triunfo agónico para Argentina en un duelo de alta intensidad con Chile

En el imponente MetLife Stadium de Nueva York, la selección argentina, liderada por Lionel Messi, demostró una vez más su capacidad para sobreponerse a la adversidad, logrando una victoria crucial ante Chile en la segunda jornada de la Copa América. Con un marcador de 1-0, la albiceleste se consolidó como líder del Grupo A, a pesar de un partido marcado por la falta de precisión en la definición y una férrea resistencia chilena.

El encuentro, que comenzó con un claro dominio de los campeones continentales, rápidamente se convirtió en una batalla de nervios y esfuerzo físico. Argentina, con su característico estilo de juego de posesión y ataques constantes, encontró en Chile un rival dispuesto a pelear cada balón con tenacidad.

Rodrigo de Paul protagonizó una de las jugadas más comentadas del primer tiempo, cuando, en un intento por disputar el balón, terminó pisando a Eduardo Vargas. Este incidente reflejó la intensidad y la dureza del partido, donde ambos equipos se mostraron decididos a no ceder terreno.

El momento más electrizante de la primera mitad llegó al minuto 35, cuando Lionel Messi, con su inigualable zurda, envió un potente disparo desde fuera del área que se estrelló en el poste derecho del arco defendido por Claudio Bravo. La asistencia de Enzo Fernández fue impecable, pero el destino parecía resistirse a favor de los albicelestes.

Ya en la segunda mitad, el árbitro fue protagonista de otra jugada polémica. Al minuto 50, una mano de Mauricio Isla dentro del área chilena generó reclamos fervorosos por parte del equipo argentino y sus seguidores. Sin embargo, tras una deliberación entre los árbitros, se decidió no sancionar el penalti, lo que aumentó la tensión en el terreno de juego y en las gradas.

A pesar del dominio argentino, Chile no se quedó atrás y, con algunas jugadas hilvanadas, puso a prueba al guardameta Emiliano «Dibu» Martínez. Especialmente al minuto 71, Martínez demostró por qué es considerado uno de los mejores porteros del continente, con una atajada espectacular que mantuvo el marcador en cero.

Cuando el reloj marcaba el minuto 87, llegó el momento decisivo. Un tiro de esquina ejecutado por Messi desencadenó una serie de rebotes dentro del área chilena. Claudio Bravo, en una primera instancia, logró detener el balón, pero el rebote favoreció a Lautaro Martínez, quien no desaprovechó la oportunidad y envió el balón al fondo de la red. La revisión del VAR generó suspense, pero finalmente se validó el gol que desató la euforia en la hinchada argentina.

Tras el partido, Lionel Scaloni, entrenador de la selección argentina, declaró: «Fue un partido muy duro, pero estos chicos demostraron una vez más que tienen el carácter y la determinación para superar cualquier obstáculo. Esta victoria nos da confianza para lo que viene, pero sabemos que debemos seguir mejorando».

Por su parte, Lionel Messi expresó su satisfacción: «Sabíamos que no sería fácil, pero este equipo tiene hambre de gloria. Vamos a seguir luchando por cada partido como si fuera una final».

Con esta victoria, Argentina se prepara para enfrentar a Perú en el último duelo de la fase de grupos, mientras que Chile buscará redimirse ante Canadá. Ambos partidos se jugarán el próximo sábado 29 de junio, y definirán los cruces de la siguiente ronda.