• Home
  • Baseball

mayo 24, 2024

Los Guardianes de Cleveland Viven un Arranque Histórico con un Espíritu Inquebrantable

Aunque Cleveland no suele ser considerado un contendiente serio para el título, el equipo ha sorprendido a todos con su mejor inicio en 25 años y sin señales de detenerse.

El clubhouse de los Guardianes de Cleveland era un espectáculo de alegría el domingo. Con luces de colores y música techno resonando, los jugadores celebraban tras barrer una serie, mientras otros jugaban a las cartas o videojuegos.

Aunque Cleveland no suele ser considerado un contendiente serio para el título, el equipo ha sorprendido a todos con su mejor inicio en 25 años y sin señales de detenerse.

Con un récord de 16-6 bajo la dirección del nuevo mánager Stephen Vogt, quien ha demostrado ser un líder astuto, los Guardianes están en la cima de la División Central de la Liga Americana y poseen el mejor registro en las Grandes Ligas a pocos días de finalizar el mes.

No tenían un comienzo tan prometedor desde 1999 y solo en 1966 lograron un mejor récord después de 22 partidos, cuando empezaron 17-5.

En el juego inaugural en casa contra los Medias Blancas, hace dos semanas, los Guardianes presenciaron un eclipse solar en el campo. Desde entonces, las estrellas parecen alinearse para este equipo. Su impresionante comienzo ha tomado por sorpresa a muchos, pero no al propio equipo.

El éxito de Cleveland no es solo cuestión de habilidad, sino también de conexión. Los jugadores no temen mostrar afecto entre ellos y muchos crecieron juntos dentro del sistema de los Guardianes. Este espíritu de camaradería y su actitud de trabajo duro, pero con diversión, son ingredientes clave para su éxito.

Sin embargo, no todo ha sido fácil para Cleveland. El abridor Shane Bieber, que tuvo un comienzo destacado en la temporada, se sometió a una cirugía Tommy John. Gavin Williams, otro lanzador clave, sufrió una lesión en el codo durante el entrenamiento y el bullpen está incompleto.

Pero la fuerza del equipo reside en sus contribuciones colectivas. «Sabíamos que lo teníamos dentro. Por eso el año pasado fue tan frustrante», reconoció el abridor Tanner Bibee, recordando la temporada pasada con un récord de 76-86. «Ahora todo está funcionando. Estamos demostrando quiénes somos».

Cleveland ha tenido un inicio notable, ganando siete de sus primeros nueve partidos de visitante y llevándose tres de cuatro la semana pasada en Boston. Con un estilo de juego implacable, los Guardianes no dan tregua a sus rivales y juegan agresivamente, tanto al bate como corriendo las bases.

Aunque abril es solo el comienzo de la temporada y no garantiza el éxito en octubre, los Guardianes están demostrando que son un equipo para tener en cuenta. Con su tenacidad y espíritu inquebrantable, podrían estar en el camino para un año memorable.