• Home
  • Box / Lucha

julio 15, 2024

Ryan García confiesa que ha encontrado un nuevo desafío al entrenar a su hermano Sean

Ryan García confiesa que ha encontrado un nuevo desafío al entrenar a su hermano Sean

Ryan García, conocido por su destreza en el ring, está listo para enfrentar un nuevo desafío, pero esta vez fuera del cuadrilátero. El carismático boxeador ha anunciado que asumirá el papel de entrenador principal de su hermano menor, Sean García, tras la decepcionante actuación de este último contra Amado Vargas en el Honda Center. Ryan ha prometido que el régimen de entrenamiento que ha diseñado para Sean le permitirá alcanzar la impresionante cifra de 50 millones de dólares.

El reciente combate de Sean García dejó mucho que desear. Llegó al evento con un sobrepeso de 3 libras, similar a la situación que enfrentó Ryan en su pelea contra Devin Haney. Sin embargo, mientras Ryan mostró una actuación sólida contra Haney, Sean tuvo dificultades desde el inicio del combate contra Vargas. Fue derribado en el cuarto asalto y finalmente vencido por un golpe al cuerpo en el sexto, lo que llevó a su hermano mayor a tomar cartas en el asunto.

Profundamente afectado por la derrota de Sean, Ryan decidió intervenir. Tras el combate, Ryan expresó su disgusto y determinación de entrenar a su hermano para evitar futuras derrotas. Utilizando las redes sociales, Ryan anunció su nuevo rol y compartió algunos detalles sobre los planes de entrenamiento que tiene en mente. A pesar de estar en rehabilitación por problemas con el alcohol y cumplir una suspensión de un año por abuso de sustancias, Ryan no ha perdido su sentido del humor y optimismo.

«Los hermanos Vargas tienen ventaja de 1-0 sobre nosotros. Está bien. Vamos a pedir la revancha. Y yo seré el entrenador principal. Amado, ¿qué pasa?», comentó Ryan en su cuenta de X. Este mensaje no solo refleja su compromiso con el nuevo rol, sino también su espíritu competitivo.

Ryan García, quien cuenta con un récord profesional de 24-1, ganó la impresionante cifra de 50 millones de dólares en su combate contra Haney en abril, antes de que se descubriera que había dado positivo por la sustancia para mejorar el rendimiento, ostarina. En un tono característico de Ryan, bromeó sobre sus nuevos métodos de entrenamiento: «El alcohol, ostarina y el gancho de derecha para Sean es el régimen en el que estoy trabajando actualmente. Y luego la prohibición permanente después de que gane 50 millones».

A pesar de los desafíos personales y profesionales que ha enfrentado, Ryan está decidido a transformar la carrera de su hermano. Este nuevo capítulo en la vida de los hermanos García promete ser emocionante, con Ryan aplicando su experiencia y conocimientos para asegurar que Sean se recupere de su reciente derrota y alcance nuevas alturas en su carrera.

La comunidad del boxeo estará observando de cerca cómo se desarrolla esta colaboración entre los hermanos García. Ryan ha demostrado una y otra vez su capacidad para superar adversidades dentro del ring, y ahora, como entrenador, buscará replicar ese éxito para su hermano, transformando una derrota en una oportunidad para el crecimiento y la redención.